Afinamiento del Motor




Afinamiento del Motor

Primero hay que mencionar que existen piezas del motor de nuestro automóvil fundamentales que sin ellas simplemente no funcionaria. Algunas de ellas son muy fáciles de reemplazar sin necesidad de mucho conocimiento mecánico. Es el caso de las bujías, el elemento principal en el afinamiento. Están compuestas por:
  • un electrodo metálico por el cual circula la corriente que produce la combustión aislada con porcelana
  • una parte metálica que funciona como electrodo de masa
  • el cuerpo de metal que sostiene todos estos elementos y se atornilla al motor.

Las bujías que no están en buenas condiciones se conocen por el mal funcionamiento del vehículo:

  • dificultad para encender el coche
  • baja potencia
  • consumo excesivo
  • Si el vehículo anda a “tiritones” así como si pareciera que se esta acabando el combustible es altamente probable que estén gastados los cables de las bujías, estos son muy fáciles de cambiar.
Ahora entrando de lleno. El afinamiento o tune up corresponde a la realización de las siguientes actividades de acuerdo a si es motor de gasolina o diesel:

Gasolina
Limpieza de inyectores.
Cambio de filtro de aire y de bencina.
Cambio de bujías.
Diesel
Calibrar bomba de inyección.
Cambio de filtro de aire, combustible y puntas de inyección.
Revisar candelas de precalentamiento.





Nota: el cambio de aceite del motor y filtro del mismo se hace con mayor frecuencia por lo tanto no lo he incluido.

Los beneficios para los 2 tipos de motores son los siguentes:
recupera potencia perdida.
ahorra combustible ya que mejora la combustión.
contamina menos el ambiente.
alarga la vida útil del mismo.

La frecuencia del afinamiento en la marca Volkswagen:

Gol
cada: 30.000 Kms. Cambiar filtro de aire y combustible.
60.000 Kms. Cambiar bujías de encendido.

Golf, Bora (motor gasolina), New Beetle
cada: 30.000 Kms. Reemplazar filtro de combustible.
60.000 Kms. Reemplazar filtro de aire y bujías de encendido.